Escenarios en Irlanda del Norte

Por razones obvias, el viaje que teníamos programado para Marzo a través de Cornualles y Devon, en Inglaterra, quedó pospuesto sine die. Ya habrá tiempo para viajar. Pero espero que este año, que ha empezado de una manera tan lamentable y surrealista, poco a poco empiece a enderezarse.

No era la primera vez que iba a visitar las Islas Británicas. Ni la siguiente espero sea la última. Por su naturaleza, arquitectura e historia, creo que es uno de los lugares de Europa a los que no me cansaría de volver.

Destino Irlanda del Norte

En Agosto de 2015 decidimos visitar Irlanda, dividiendo nuestra estancia entre el norte y el este de la isla. Fueron dos escenarios con sus contrastes. Los dos con paisajes de postal. No podría elegir con cuál de los dos me quedaría.

Como verano es la época más concurrida, eché de menos ver ciertos puntos con menos afluencia de visitantes. Quizá en Irlanda del Norte encontramos algo más de aglomeración, sobre todo en puntos como la Calzada de los Gigantes. Por eso este año nuestro viaje estaba programa para Marzo. Deberíamos abrigarnos más y la temperatura en la calle no sería como para hacer un picnic. Pero así evitaríamos las multitudes de épocas más cálidas.

Escenarios de Juego de Tronos

En 2015 estábamos en plena vorágine de la serie Juego de Tronos. No faltaban ganas de visitar los escenarios de rodaje. Durante nuestra estancia en Irlanda del Norte visitamos un par de ellos. El primero fue Ballintoy, donde estaba nuestro alojamiento. Una pequeño puerto precioso identificado como una de las Islas del Hierro (a las que arriba Theon Greyjoy en la segunda temporada).

Ballintoy

Al llegar a última hora de la tarde, después de recorrer los 250 km que nos separaban de Dublín, nos encontramos con una playa todavía concurrida por algunos bañistas. Luces y sombras del atardecer incidiendo en rocas y agua marina, creando una hermosa imagen del puerto de Ballintoy.

Nos alojamos en una casita tradicional irlandesa. Veía interesante alojarse en la que en el pasado fue una vivienda típica de la zona. Pero para los estándares actuales era un poco pequeña. Sobretodo el lavabo, donde si apenas había espacio para uno mismo, menos para dejar neceseres y demás. De todas maneras, si la estancia no va a ser para muchas noches, es un buen punto desde el que realizar excursiones. Datos del alojamiento.

Alojamientos rurales Irlanda
Rope Bridge Cottage, alojamiento tradicional en Ballintoy – CC RM

Interior de Rope Bridge Cottage
Interior de Rope Bridge Cottage – CC RM

Además Ballintoy dispone de algunos restaurantes y pub. Si alguna noche no te apetece cocinar o quieres escuchar algo de música en vivo mientras tomas una cerveza, puedes hacerlo en la carretera principal que cruza la población – The Fullerton Arms 

Ballintoy Harbour a primera hora de la mañana

Nuestro primer día de ruta nos levantamos temprano. Más de lo que pensábamos, pues al bajar otra vez hacia el puerto de Ballintoy no encontramos absolutamente a nadie. Y la pequeña tienda/cafetería que tocaba la orilla estaba cerrada. Nos habíamos levantado una hora antes de lo que creíamos (confusión por cambio horario) y antes de las 8 de la mañana ya deambulábamos por la playa. Esta confusión, eso sí, tuvo ventajas. Pudimos dar un paseo por el muelle y la orilla de la playa solos. Cosa que no volvería a ocurrir a lo largo del día.

Ballintoy Church
Iglesia de Ballintoy, muy cerca de nuestro pequeño cottage – CC RM

Playas Irlanda del Norte
Playa junto al puerto – CC RM

Ballintoy Harbour
Ballintoy Harbour – CC RM

game of thrones locations
Mañana tranquila a las orillas de Ballintoy – CC RM

Un paseo hasta Carrick-a-Rede

A 6 minutos en coche de Ballintoy encontramos el Carrick-a-Rede, un punto a veces calificado como una tourist trap, de lo que difiero. El Carrick-a-Rede es un puente de cuerda a 30 metros sobre el mar que llega a un islote llamado Carrickarede. Realmente el pagar una entrada simplemente para cruzar el pequeño puente no tendría mucho sentido. Pero el recorrido desde la entrada hasta el islote en cuestión es un paseo realmente bonito. Desde los acantilados el panorama es impresionante. Y quizá, como nosotros, tengas la oportunidad de cruzarte con un gran grupo de delfines pasando cerca de tierra.

carrick a rede Irlanda del Norte
Camino a Carrick-a-Rede – CC RM

Puente al islote de Carrickarede
Puente al islote de Carrickarede – CC DG

La Calzada de los Gigantes

Una formación basáltica en una localización espectacular. Hace unos 60 millones de años, un enfriamiento rápido de lava creó esta increíble formación geológica. Hoy es uno de los puntos turísticos más visitados en Irlanda del Norte. Si viajas en Agosto lo encontrarás muy concurrido. Quizá deberíamos haber probado a primera hora. 

La Calzada de los Gigantes
La Calzada de los Gigantes – CC DG

Dunluce Castle

Dunluce Castle Juego de Tronos
Ruinas de Dunluce Castle – CC RM

Lo que hace especial la visita a las ruinas de Dunluce es su situación. El antiguo castillo fue construido en el siglo XV sobre  los agrestes acantilados de la costa norte. Hoy puedes caminar entre sus ruinas y asomarte a lo que en su día fue alguna ventana, con vistas directas al mar rugiente.

Acantilados Irlanda del Norte
Acantilados en Dunluce – CC RM

Cada estancia del castillo está marcada con un número y la explicación del uso que tuvo en su día.  Un recorrido interesante y tranquilo que dio por terminadas nuestras visitas de la jornada.

Había estado lloviendo prácticamente todo el día. Y aunque fuéramos equipados con chubasqueros, los zapatos y la ropa algo calada ya no daban para mucho más. Así, volvimos a Ballintoy a acabar de pasar la tarde en el pequeño cottage y a preparar una suculenta cena.

Un día en Rathlin Island

A unas 8 millas de la costa de Ballycastle se encuentra la bucólica Rathlin Island.  Con una población de sólo 75 habitantes, mientras caminábamos por la isla pensaba en que no me importaría pasar una temporada en una de sus casitas frente al mar. 

Casas frente al mar Irlanda del Norte
Casas frente al mar en Rathlin Island

Los ferries hacia la isla salen del puerto de Ballycastle. El trayecto dura unos 25 minutos y durante el verano hay unos 10 trayectos de ida y vuelta a lo largo del día. Puedes saber más aquí: http://www.rathlincommunity.org/travel#ferry

Al llegar a la isla tienes la opción de hacer un pequeño tour en autocar  que va realizando varias paradas o de hacer tu propia excursión desde el puerto. Nosotros optamos por esta segunda opción. Siguiendo el paseo junto a la playa empezamos a caminar tranquilamente hacia el este. 

Puerto de Rathlin Island
Puerto de Rathlin Island – CC RM

Casa en ruinas cerca del puerto
Casa en ruinas cerca del puerto – Copyright RM

Cuando llevábamos poco tiempo andando, nos encontramos con una foca solitaria cerca de la orilla. Nos sentamos en unas mesas de picnic que habían cerca para observar qué hacía. Y cuando llevábamos unos minutos allí, una pareja se acercó a nosotros y nos explicó que si seguíamos más adelante, por el camino que subía hacia los acantilados, podríamos ver a una colonia entera. Y hacia allí nos dirigimos.

La verdad es que nos pasamos la colonia y la encontramos a la vuelta de la caminata. Porque sin planearlo, buscando a las focas, hicimos una excursión de más de dos horas por las montañas solitarias de la isla. Tan solitarias que a las únicas que nos encontramos fueron a las ovejas (gigantes) pastando plácidamente. En más de una ocasión lograron intimidarme, ya que al entrar en su territorio te miraban fijamente, en ocasiones acercándose lentamente como reclamando que ese era su lugar. O quizá todo fueran imaginaciones mías 🙂

Excursión hacia los acantilados
Excursión hacia los acantilados – CC DG

Colonia de focas sobre rocas negras
La colonia de focas – CC RM

Al volver de la excursión tomamos un agradable picnic con los víveres que llevábamos en nuestras mochilas y nos preparamos para coger el ferry de vuelta a Ballycastle.

Una última parada: The Dark Hedges

Antes de dar por acabado el día, decidimos pasar por The Dark Hedges, una bonita avenida flanqueada por grandes hayas que se hizo famosa por la serie Juego de Tronos. No puedo decir que no fuera un paraje único, pero la magia desaparecía rápido. Una multitud de coches aparcados en los arcenes del camino y la multitud de turistas caminando entre los árboles restaba ese aura mágica que The Dark Hedges debía tener en ciertos momentos.  

The Dark Hedges Game Of Thrones
The Dark Hedges – CC RM

Esa tarde volvíamos hacia Ballintoy y dábamos por acabada nuestra pequeña ruta por Irlanda del Norte.  Al día siguiente partíamos hacia las pedregosas tierras del este.

Deja un comentario